Cleistocactus colademononis “Cactus cola de mono”

$1,190.00

Cleistocactus colademononis “Cactus cola de mono”

Tamaño

Esta planta mide unos 30 cm de largo y viene en una maceta plástica de 21 cm.

El valor no incluye cesto ni colgante de macramé.

Cuidados del cactus cola de mono

El cactus cola de mono es una planta que no exige cuidados especiales.

Ubicación

Para poder crecer y desarrollarse adecuadamente es necesario que esté en una zona donde haya mucha luz natural. Si está en el exterior, puede estar tanto a semisombra como al sol directo; y si está en interior se tiene que poner en una habitación muy luminosa. Lo ideal sería ponerlo cerca de la ventana, e ir girando la maceta para que llege la misma cantidad de luz a todos los lados.

Sustrato

Podemos usar cualquiera siempre y cuando tenga muy buen drenaje. Las raíces de los cactus no soportan el encharcamiento, hasta el punto de que se pudren con facilidad si la tierra en la que crecen está casi siempre húmeda, o si es muy compacta. Por eso, es muy recomendable mezclar turba negra con perlita a partes iguales, o usar sólo pómice o sustratos similares (arena de río).

Riego

El riego es lo más delicado. Siempre hay que comprobar la humedad del sustrato antes de regar. Para eso, podemos hacer lo siguiente:

  • Utilizar un medidor de humedad: al introducirlo, nos indicará cómo de húmeda está la tierra. Para que sea más fiable, es conveniente introducirlo en diferentes zonas (más cerca del borde, a los lados de planta, más hacia el centro de la maceta,…).
  • Introducir un palo delgado de madera, como los que usan en los restaurantes japoneses: si al extraerlo sale con tierra adherida, significará que está húmeda y que, por lo tanto, es mejor no regar.

Así, por lo general habrá que regar cada 3-4 días en verano, y cada 15 días el resto del año. Durante el invierno será suficiente con una vez al mes.

Abonado

En primavera y verano es muy conveniente abonarlo, usando abonos para cactus.

Debemos seguir las indicaciones especificadas en la etiqueta del envase.

Si vivimos en una zona donde el clima es suave y las temperaturas se mantienen altas (por encima de los 15ºC) durante el otoño, podremos abonarlo también durante esta estación.

Trasplante

En primavera, una vez comprado y cada dos años. Las plantas que se venden en los viveros habitualmente están en macetas que se les empieza a quedar pequeñas, lo que les impide continuar su desarrollo. Teniendo esto en cuenta, siempre que sea primavera, se ha de trasplantar nuestro cactus cola de mono pasándolo a una maceta algo mayor.

Multiplicación

Podemos obtener nuevos ejemplares si sembramos sus semillas o lo multiplicamos por esquejes en primavera y/o verano.

Rusticidad

Soporta bien las heladas débiles y puntuales de hasta los -3ºC, pero necesita protección contra el granizo.

Sin existencias

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Cleistocactus colademononis “Cactus cola de mono””

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te recomendamos…